1. About en Español
Send to a Friend via Email

Your suggestion is on its way!

An email with a link to:

http://vidaverde.about.com/od/La-vida-antigua/a/Sabila-Gel-Para-La-Piel.htm

was emailed to:

Thanks for sharing About.com with others!

Comenta en el foro

Sábila: un buen gel para la piel

Por

Sábila: un buen gel para la piel Foto cortesía Wikimedia Commons

Este contenido no se ha revisado por el Comité de Evaluación Médica de About.com y es únicamente para fines de información. No constituye consejo médico.

Nombres científicos: Aloe vera, Aloe barbadensis y otras especies del género Aloe

Nombres comunes: sábila, zábila, babosa, aloe, acíbar

Descripción

La sábila es una planta perenne que a menudo forma colonias grandes; tiene hojas carnosas y suculentas de color verde claro dispuestas en rosetas, con dientes en los márgenes. La planta es parecida a los magueyes (género Agave) pero tiene muy poca fibra en sus hojas. Las hojas de sábila tienen tres capas: una protección exterior, una capa fibrosa (donde se concentra la aloína) y un corazón gelatinoso donde almacena el agua y que contiene las propiedades curativas para la piel. La flor es pequeña, tubular y amarilla (otras especies de Aloe pueden tener la flor de color rojo, naranja o morado) y se presenta en inflorescencias.

Cultivación

La sábila es muy fácil de cultivar, no necesita ninguna condición especial para crecer, se adapta fácilmente a los suelos pobres, crece y se reproduce rápidamente y se puede sembrar en el jardín o en maceta. El único factor limitante para esta planta es que no soporta las temperaturas bajo zero (centígrado), así que si vives en un lugar frío sería necesario dejarla dentro de la casa durante la temporada fría. El error más común en el cuidado de la sábila es regarla demasiado, ya que es una planta desértica y no requiere de mucha agua.

La manera más fácil de sembrar la sábila es por medio de hijuelos; una vez que crezca la planta empiezan a nacer muchas plantas idénticas alrededor de la base, simplemente quítalas con cuidado y siémbralas en macetas individuales. Los hijuelos necesitarán más agua y sol que la planta madura, hasta que crezcan bien las raíces (generalmente se considera que una planta con 12 hojas es "madura".)

Usos en la medicina tradicional

Hoy en día, la sábila es un ingrediente principal en muchos productos cosméticos y farmaceúticos, pero los egipcios, griegos y sumerios dejaron evidencia de su uso hace más de 4 mil años. Las diferentes partes de la hoja de sábila contienen varios compuestos con efectos distintos y por lo regular no se utilizan juntos.

Al cortar la hoja se puede observar que debajo de la "piel" hay una capa fibrosa que despide un líquido amarillo, amargo y apestoso. Este líquido contiene aloína, un compuesto irritante que es un laxante muy potente que puede causar daño al sistema digestivo y a los riñones. En tiempos antiguos este líquido se utilizaba en cantidades pequeñas (de 5 a 30 mililitros) para tratar el estreñimiento, usualmente se tomaba con agua o con un jugo hecho de la parte gelatinosa de la misma hoja. Este líquido amargo también se utilizaba para "pintar" los dedos de niños que se comían las uñas para disuadirles.

El corazón de la hoja, o la parte babosa o gelatinosa, fue muy importante para los soldados del imperio griego para sanar las heridas; lo valoraban por su habilidad de parar la sangre y tratar irritaciones de la boca, garganta y ojos. En Egipto e India, el gel de sábila se utilizaba para curar quemaduras y ciertos problemas de la piel como hongos y eczema (dermatitis). También aprovechaban que cuando el gel se seca sobre la piel herida, forma una capa delgada que protege la herida de infección.

Fuentes:

Foster, Steven y Johnson, Rebecca L. Desk Reference to Nature´s Medicine. National Geographic Society, 2006.

González Stuart, Armando. Sábila. University of Texas, 2006.

Weiss, Gaea y Shandor. Growing and Using the Healing Herbs. Rodale Press, 1985.

©2014 About.com. Todos los derechos reservados.